De los Brownies y el Amor


La semana pasada sometí a votación los posibles temas de El Viernes de Nicole. El que voy a escribir hoy, era el tema que a mi más me gustaba y fue el segundo que los lectores escogieron. Así que después de una semana confusa, llena de escenarios de humo, malas noticias y cajas chinas, me decidí a escribir sobre un tema más ligero. Francamente, una semana un poco decepcionante. Porque como he establecido reiteradamente en estos artículos, yo creía que la pandemia nos habría cambiado, pero no. Aquí seguimos viviendo una historia tan antigua como el tiempo mismo. A base de pan y circo (hemos reducido el pan y los actores del circo definitivamente han cambiado), pero al final del día sigue siendo lo mismo.

Bueno, ya sacando estas opiniones de mi sistema y de mi mente, puedo escribir un Viernes de Nicole que nos inspire a actuar pensando siempre en dar amor a los que nos rodean.

Lo que les voy a contar me llena de mucha alegría y una cantidad de amor sin igual. Es un poco personal, pero creo que vale la pena contar algo si puede ayudar o inspirar a alguien.

Hace unas semanas la novia de mi hermanito chiquito, Javi, envió una caja de dulces a la casa. La caja contenía alfajores, brownies, galletas de chocolate de todo tipo y mil cositas mas. Obviamente me emocioné. A mi me FASCINA todo lo que lleva chocolate. Me imaginaba todas las tardes tomándome mi café con una de esas delicias. Ese mismo día la novia de mi hermano mayor, Fer, envió otro postre delicioso. Así que habían dulces hasta para tirar para arriba.

Con lo que yo no contaba era con que Javi tomara su deliciosa caja de dulces y se la llevara para su cuarto. Fer fue mucho más consciente y dejó el postre para que todos pudiéramos tomar, pero tiraba indirectas de cuánto tomábamos de su delicioso tesoro. Mi papá vio con ojos de águila todo, pero no dijo nada. Ese día, si no mal recuerdo era un viernes y a mi papá le tocaba salir. Mi papá, después de sus largos recorridos, llegó finalmente a la casa. Dentro de las múltiples compras traía una bolsita de papel con 3 brownies grandes. Mi mamá lo inquirió diciéndole que para qué había traído más dulce si había suficiente para días. Mi bello, amoroso y genial papá respondió: “Son para Nicky. A ella le encantan y no tiene por qué estar esperando que los otros le den ni que nadie le mande.”

Mi mamá llegó a mi habitación a informarme que tenía brownies propios y me contó las hermosas acciones y palabras de mi papá. Ustedes no saben la alegría que yo sentí y como ese gesto, un gesto TAN pequeño me llenó de TANTO amor. Mi papá había visto que a mi no me había llegado nada y él decidió actuar mejor que cualquier caballero andante.

Y la cuestión es que a veces nosotros tenemos conceptos un poco distorsionados. Esperamos aquellas grandes producciones para conocer el amor; o, llegamos a pensar que el amor lo encontraremos en una persona determinada, de una manera determinada, pero no es así. El amor tiene tantos caminos, tantos recovecos, que a veces son invisibles para nosotros. Cómo diría El Principito “lo esencial es invisible a los ojos.” No nos damos cuenta, muchas veces, de cuánto amor hay en nuestras vidas. De lo afortunados y ricos que somos en amor, porque lo estamos esperando de otra manera.

Esta bella acción de mi ilustre papá me hizo pensar cuan devaluado tenemos el sentimiento del amor. Cuánto buscamos erróneamente actos, personas y acciones que nos demuestren lo que es el amor, sin saber que lo tenemos frente a nosotros.

Todos somos amor. Todos estamos estructurados divinamente para ser amor. ¡Demostrémoslo a las personas! No dejemos pasar el tiempo y la vida, que francamente es tan frágil, pensando que necesitamos cuentos de hadas para conocer el amor. Esta pandemia nos da día con día la oportunidad de dar amor, no la desperdiciemos. Mostremos con pequeños actos, pequeños gestos o algunas palabras, cuán importantes son los que nos rodean para nosotros. No importa cómo lleguen los brownies, lo importante es que lleguen.
¡Feliz Viernes! 😊

Sé el AMOR que quieres vier en el mundo.- Nicole Vaquero

2 comentarios en “De los Brownies y el Amor

  1. Alsira Fuentes dijo:

    Muy cierto lo que dices Nicky, el amor lo tenemos a nuestra vista pero no lo apreciamos, debemos demostrarlo cada día a nuestros seres queridos. Tu padre es un ser especial , he tenido la oportunidad de tratarlo como persona, jefe y un buen amigo, cuídalo, tienes un gran tesoro contigo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Alsira Fuentes dijo:

    Muy cierto lo que dices Nicky, el amor lo tenemos a nuestra vista pero no lo apreciamos, debemos demostrarlo cada día a nuestros seres queridos. Tu padre es un ser especial , he tenido la oportunidad de tratarlo como persona, jefe y un buen amigo, cuídalo, tienes un gran tesoro contigo.

    Me gusta

Responder a Alsira Fuentes Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s