Largo o Corto: ¿el tamaño importa?

Ya me imagino su reacción cuando leyeron este título de El Viernes de Nicole, pero no me refiero a otra cosa más que al cabello (jajaja). Cuando yo estaba en mi periodo de crecimiento siempre llevé el pelo largo. Por muy colocho/rizado que fuera, jamás considere en cortármelo. Tuve diferentes tipos de largos, pero todos eran abajo de los hombros. Hasta que un día de buenas a primeras, queriendo dar un brinco de niña a mujer (léase dramáticamente) y usar permanentemente los labios rojos, decidí cortármelo a la oreja. El cambio fue impresionante. Había gente que me preguntaba “¿por qué te hiciste eso? ¿Qué pretendes probar?” Cabe mencionar que todas estas preguntas u opiniones me valían y aunque tuve momentos de leve crisis extrañando mis días de pelo largo, nunca me arrepentí. Duré 6 años cortándome el pelo, algunas veces más corto que otras. Hasta hace más o menos un año me dije a mi misma, “Mi misma es tiempo de un cambio. Dejémonos crecer el pelo para ver cuánto aguantamos”.

Empecé a cortármelo de forma que me fuese creciendo saludablemente. Poniéndome tratamientos en el cabello y tomando muchas vitaminas. Lenta y paulatinamente fui viendo mi cambio, un cambio que me agradaba. Un cambio que yo había decidido.

La semana pasada viví una experiencia. Estuve en un lugar en donde TODAS las mujeres sin importar edad, rasgos fisionómicos, clase social, TODAS sin excepción alguna llevaban el cabello largo. Una tarde me senté en un lugar y veía a las mujeres, una a una entrar y salir y todas tenían una característica en común, llevaban su cabello largo. El cabello largo era la norma. O sea, hace un año posiblemente yo hubiera sido un bicho raro entre ese millar de mujeres, con lo cual no tengo problema alguno, pero si me hubiera visto como Dora la Exploradora entre un mar de Pocahontas.

Esto a mi me impresionó mucho. Caminar y caminar y ver que todas las mujeres usaban el pelo largo me pareció algo muy curioso. Incluso pregunté, “¿por qué la tendencia?” Claro que la respuesta que me dieron fue que así lo estilan las mujeres y pues obvio se ven mas bonitas.

¿Realmente un cabello corto o largo determina la belleza de una mujer? ¿En qué momento de la historia la mujer se convierte en una Rapunsel y su único mérito es el cabello?

Obviamente, comencé a indagar. Me di cuenta que realmente el tema del cabello largo, ¿qué creen? ¡Era símbolo de masculinidad! Si, entre más largo un hombre tuviera el cabello más varonil era. Esto va desde los sumerios, hebreos, griegos, japoneses, chinos, etc. Los hombres se lo dejaban suelto y las mujeres debían amarrarlo. Incluso después de que los romanos impusieron el pelo corto, en épocas de Luis XIV, en 1600, los hombres usaban pelucas de pelo largo, lo cual simbolizaba un mayor estatus social y así continuó hasta más o menos la primera década del sigo XX. En muchas culturas occidentales se consideró que quien llevara el pelo corto estaba bajo el control de la sociedad, o sea, como ejército o prisión. El cabello femenino largo y lustroso era visto como símbolo de fertilidad. Entre más joven eres, más largo lo llevas; si la mujer es mayor lo lleva más corto.

O sea, palabras más o palabras menos, lo que a los hombres les parece atractivo de las mujeres es en esencia una característica extremadamente masculina.

Entonces, si un hombre lleva el pelo largo es una declaración sobre la resistencia a las normas tradicionales de la humanidad. Si una mujer lleva el pelo corto va en contra de lo cual fue creada, o sea no son fértiles. Tener el cabello largo resulta un estereotipo. Sin embargo, en todos los casos, sin importar la costumbres de cada período, el cabello es asociado con la belleza y la feminidad.

Para mi, en lo personal, mi capacidad de feminidad JAMÁS fue determinada por lo largo o corto de mi cabello. Jamás me sentí mas bonita o más fea por cómo llevara el pelo. Puedo incluso decir que entre más corto lo llevaba, me sentía más empoderada en mi rol como mujer. No determinaba ni mi capacidad, mi inteligencia, ni “poder de seducción” (jaja) el llevarlo corto o largo. Creo que llevar el pelo largo o corto es un indicativo de la personalidad de un individuo y que las modas, así como las melenas, son fugaces. No podemos obligar o imponer una cultura al cabello simplemente por años y años de pensar que está directamente relacionado con la belleza.

Mientras estuve sentada en aquel lugar la semana pasada, pensé que para ser una sociedad mucho más abierta, la mujer todavía siente la necesidad de agradar y seguir una norma que entre más largo su cabello más agradable será a los ojos de los demás. Fue una teoría que pude comprobar reiteradamente por 8 días.

Yo he tenido lo mejor de ambos, siendo la misma Nicole. Mis capacidades no disminuyeron a lo Sanzón cuando decidí cortarme el pelo, ni tampoco me volví una Mata Hari en la seducción por dejármelo largo. Creo que la belleza se encuentra en el ojo del espectador y que realmente como nosotros nos sintamos increíbles es de la manera que debemos llevar nuestro cabello.

¡Feliz Viernes! 😊

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s