Sueña, sin límites

A mi el tema de los sueños, deseos y añoranzas del corazón me encanta. Creo que he escrito varías veces de ello. Realmente, ver realizado un sueño no siempre resulta fácil. A veces no tenemos la entereza para poder sacarlo adelante o simplemente no lo deseamos tanto.

Mis viernes son, para mi, uno de mis tantos sueños. Claro, yo sé que es un sueño en desarrollo, pero el camino por el que vamos, siento que es el correcto. Creo que lo más valiente que podemos hacer es perseguir nuestros sueños hasta alcanzarlos.

Esta semana quiero reconocer a una persona que pese a tantas vicisitudes, obstáculos, y situaciones terribles, por fin está viendo realizados sus sueños.

Del amigo que hablaré no me dejaría por un segundo mencionar su nombre y creo que honestamente no querría que escribiera esta columna, pero siento que cuando admiramos tanto a alguien vale la pena reconocerlo.

Mi amigo siempre ha soñado en grande. Desde muy temprana edad le tocó enfrentarse a situaciones muy duras en la vida. Pudiendo él tomar un camino erróneo o perderse, siguió luchando. Llegó por fin a un lugar donde miles de posibilidades se le abrieron. Cuando llegó a ese lugar se comenzó a formar, a preparar y a seguir luchando por lo que tanto añoraba.

Lamentablemente, nunca se apreció su arduo trabajo, su ingenio y su integridad. Siempre se le exigía más y nunca se le retribuía; sin embargo, su trabajo nunca dejó de ser otra cosas más que excelente.

Hace poco más de un mes él abandonó ese lugar que tanto le había dado. Salió con su cabeza en alto en búsqueda de su sueño. Este lunes tuve la oportunidad de ver ese sueño del que tanto había escuchado en el transcurso de los años, hecho realidad. Cuando llegué a sus nuevas instalaciones, esperaba encontrar un pequeño proyecto, que de a poco iría cambiando y modificándose. Para mi sorpresa encontré algo increíble, un sueño ya materializado, marchando viento en popa y a todo vapor. Algo que jamás pensé encontrar. Algo digno de admirar. Cuando vi tanta armonía, tanto amor en aquel proyecto, aquel sueño por el que mi amigo había luchado y perseguido por tantos años, no podía más que erizarme de pies a cabeza.

Lo que quiero decirles en este Viernes de Nicole es que los sueños, si se trabajan y se perseveran, se cumplen. Que cuando tenemos esos increíbles y locos sueños, es porque nuestra capacidad para lograrlos ahí está y mucho más grande de lo que nosotros podríamos darnos cuenta. Los sueños cuestan, toman tiempo, pero siempre, siempre valen la pena. La pasión con la que llevemos a cabo nuestros sueños, nos demostrará que todos los límites son mentales y que cualquier obstáculo con el que nos encontremos lo podemos superar.

Sé que muchos ya sabrán esto, pero me gustaría proporcionarles una simple guía para no deja soñar, aún en tiempos difíciles:

-AMA: todo lo que hagas hazlo con amor.

-ESCUCHA: a tu corazón.

-IGNORA: a los que digan que soñar es de ilusos.

-CONFÍA: en tu intuición y en tí.

-CONOCE: tus habilidades.

-EQUIVÓCATE: es necesario para crear.

-CREE: en tus sueños y los crearás.

-SIGUE: tu pasión.

-CONTRIBUYE: con tus sueños a un mundo mejor.

-CREA: tu realidad.

-ARRIESGA: para ganar.

Después de ver materializado el sueño de mi querido amigo, me doy cuenta que esta guía si se cumple. Que sin importar cuanto nos alejemos de aquello que deseamos, si lo deseamos con suficiente fuerza lo veremos realizado.

Soñar no cuesta nada y es lo único que dará frutos con creces si confiamos en ellos.

¡Los invito a que sigamos soñando en grande!

¡Feliz Viernes! 😊

2 comentarios en “Sueña, sin límites

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s