P O D E R 

Creo que si hiciéramos una encuesta preguntándonos si creemos que si el poder es bueno o malo, en su gran mayoría contestaríamos que el poder es algo bueno. Pues claro, ¿a quien no le gusta una cuota de poder, un poder bien utilizado? Pero, ¿qué pasa cuando el poder se nos sube a la cabeza? 
¿Hemos experimentado alguna vez esa sensación de humillación porque alguien abusa de aquel poder el cual se le fue conferido? La verdad, es que creo que de alguna u otra manera nosotros mismos nos emocionamos con la cuota de poder que se nos da y depende de la aplicación del mismo el resultado que obtendremos. 
Durante los pasados meses he sido testigo silencioso de varios cambios. Cambios que han investido de poder a personas que antes no gozaban de él. Personas que de un momento a otro se convirtieron en algo o alguien que solo durará un cierto tiempo, pero tales ínfulas de poder han llenando su cabeza de muchas ideas. 

En cierta oportunidad una persona muy humilde afectada por el mal uso del poder de su superior me hizo un comentario diciéndome: “no es tanto que nos pongan trabajar, pero es que ni tan si quiera nos determinen; que para ellos el valor de la vida humana sea inexistente es lo que nos afecta”. 
Cuando una persona verdaderamente humilde te habla así, no podes mas que pensar en las veces que has tenido poder en tus manos y si lo has utilizado mal, afectando a otros. Si has olvidado de que antes que nada está una persona ante ti, que tiene los mismos derechos que tú y que merece un trato digno. Que solo porque momentáneamente ejerzas un pequeño poder sobre ella no quiere decir que la debas atropellar. 

Lo que es en verdad triste es que las personas comienzan a sentirse superiores en todo sentido, tratando de menos a las otras personas. Hay personas que quedan momentáneamente en un puesto y comienzan a creerse cosas que no son, y el aterrizón, una vez vuelven a su puesto original, es muy duro. 
La palabra “poder” tiene un extenso campo de aplicación. Se describe según el diccionario como “tener la capacidad o facultad de hacer determinada cosa”. A la vez reza que es “la habilidad, acción y efecto, realidad y circunstancia, es un término genérico que se emplea en cualquier área de la vida, en la que una acción este en proceso”. En su extensión etimológica también se vincula con la “superioridad” en un sistema jerárquico. 
Max Weber nos dice que se entiende por poder cada oportunidad o relación social que permite a un individuo cumplir su propia voluntad. Radicando a la vez, según dice Weber, su origen en la propia violencia.
Entonces ¿Sólo cuando el poder se vuelve destructivo es que es efectivo? ¿Sólo cuando el poder es humillante es exitoso? ¿Sólo cuando se comete abuso de autoridad es que el poder funciona? 


De lo que he sido testigo es de un abuso de poder, en donde la autoridad o un individuo tiene poder sobre otros debido a su posición social, conocimiento o riqueza, utilizando dicho poder para satisfacción personal. No podemos dejar de pensar a cuanta gente conocemos así. Escuchamos expresiones en las cuales se dicen: “si no aprovecho ahorita que soy jefe no estoy en nada”. No es el punto aprovecharnos o lucrarnos de una posición que obtengamos. 
“Hay dos cosas que nos definen en nuestra vida: nuestra paciencia cuando no tenemos nada y nuestra actitud cuando lo tenemos todo”. Es nuestra actitud al llegar a estos puestos de poder la que debe permanecer siempre humilde, siempre sincera y pura. Debemos actuar en un espíritu de solidaridad y de paciencia con las personas que tenemos a nuestro alrededor. No aplastarlas como si fuesen seres inferiores. Debemos de nutrirlas, generando oportunidades de desarrollo en un ambiente sano. 

Cambiar los vicios de la humanidad resulta difícil. Estoy segura que seguiré evidenciando muestras de estas actitudes a mi alrededor, pero es mi actitud la que puede demostrarles a las personas que la vida es un gallinero. 
Utilicemos nuestro poder para el bien. Incentivemos y motivemos. Hagamos florecer a las personas con el poder que tengamos. El hacer esto no solo ayudará al resto de la gente, pero nos hará mejores seres humanos. 


¡Feliz Viernes! 😊

Un comentario en “P O D E R 

  1. Daxiel dijo:

    Los seres humanos en nuestra cuota de credibilidad le damos relevancia a un poder de difícil realidad, esto se llama paganismo, el poder de nosotros sobre nos mismos esta a lugar, sobre los demás siempre te dará una mínima cuota de soberbia marginal que no sabrás nunca manejar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s