No dejes para mañana…


¿No les pasa que compran algo que les trastornó, algo que los volvió verdaderamente locos de la emoción y les encantó? Las mujeres adquirimos carteras, zapatos, joyas, blusas, vestidos y un sin fin de artículos sin los que no podríamos vivir. Por su parte, los hombres atesoran juegos de vídeo, cosas de colección, relojes preciosos y ahora zapatos y cinturones. Nos volvemos consumistas y atesoramos cualquier cantidad de cosas. 
Por lo general, cada vez que adquirimos algo decimos: “me lo pondré para una ocasión especial” o “lo utilizaré para cuando tenga un evento espectacular” o “en un futuro que este más delgado(a) me lo pongo”. Así nos pasamos la vida, adquiriendo cosas para la “ocasión especial” y de repente la ocasión nunca llega. A veces nos invitan a algún evento y pensamos en aquello que adquirimos, pero decimos “¡ay no, es mucho! No lo voy a gastar en eso”. Incluso planificamos a las miles de cosas a las que iremos con nuestra súper prenda adquirida y no alcanzamos a ir nunca a nada, ya sea por trabajo, situaciones de familia, o responsabilidades; y nunca tenemos la oportunidad de utilizar aquello que pensamos que simplemente no podríamos vivir si no lo teníamos. 
Malgastamos nuestra vida sin vivir los momentos. Cada día en que abrimos los ojos es un regalo. Cada día que tenemos la oportunidad de ver, sentir, oír, y degustar es una oportunidad de vivir. No hay ocasiones especiales, la ocasión especial es estar vivo. La ocasión especial es poder disfrutar todo aquello que tenemos en el momento en el que lo tenemos.


Después de los recientes acontecimientos en el mundo: terremotos, huracanes y toda la infinidad de catástrofes, me he puesto a pensar en todo aquello que pensamos que son las ocasiones especiales. Las personas en estos desastres naturales han perdido todo. Han perdido sus posesiones materiales, sus bienes, otros incluso el bien más importante, su vida. Les aseguro que un sin fin de cosas “sin las cuales no podíamos vivir y estamos guardando para una ocasión especial” se fueron y se perdieron para siempre. Nunca tuvieron esa tan esperada salida ni oportunidad. 
Así como nos volvemos consumistas de cosas materiales, también nos volvemos consumistas de emociones y sentimientos. Pensamos en que algún día tendremos el tiempo para hacer todo eso que siempre quisimos. Prolongamos planes, palabras, y sentimientos, esperando que el momento perfecto llegue, sin saber que el momento perfecto es ya, es ahora. La vida se nos va esperando el momento idóneo, que todo esté perfecto para ejecutar nuestros planes; pero les cuento un secreto: la vida no va a esperar para que estemos listos, la vida lanzará las oportunidades y depende de nosotros si las tomamos o no, si decidimos usar aquello especial o no, si lo disfrutamos o no. 


Les propongo que desaparezcamos de nuestro lenguaje las frases como “algún día” o “uno de estos días”. Las cosas que vale la pena escucharlas, verlas o hacerlas, escuchémoslas, veámoslas o hagámoslas ahora. No retardemos, ni guardemos, ni retengamos nada que aportaría risa y alegría a nuestras vidas y a la de los demás. 
Digámonos a nosotros mismos cada mañana que este es un día especial, cada hora, cada minutos es especial e irrepetible. Pensemos que “uno de estos días” está muy, muy lejos y puede que nunca llegue. 
Gabriel García Márquez diría: “El mañana no le está asegurado a nadie joven o viejo”… pero yo les digo, no sabemos qué será de nuestro mañana así que riamos lo que tengamos que reír, usemos los zapatos espectaculares para ir al cine, la camisa nueva para ir al supermercado, y el perfume caro para el diario vivir. Gocemos nuestra vida con todo lo que tiene, bueno y malo, porque el mañana siempre es incierto. 
Hoy me puse unos pantalones que jamás pensé ponerme si no para “una ocasión especial”, con mi perfume y zapatos de “salir” y con alegría en mi corazón les puedo que he disfrutado de estos gozos que nos regala la vida. No voy a dejar nada para mañana. Todo merece su tiempo hoy. 
“¿Que sería de la vida si no tuvieras el valor de intentar algo nuevo?” Vicent Van Gogh 
¡Feliz Viernes! 😊

Si te gustó este post dale LIKE, COMPÁRTELO y SUSCRÍBETE 

2 comentarios en “No dejes para mañana…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s