SENTIPENSANTE

¿Han escuchado la palabra “sentipensante”? ¿Han utilizado la palabra alguna vez ya sea en su lenguaje o viviendo de esta manera? Eduardo Galeano, el genial escritor uruguayo, describe la palabra “sentipensante” a quien no separa la razón del corazón, que siente y piensa a la vez sin divorciar a la cabeza del cuerpo, ni la emoción de la razón. 
Esta palabra embarga el principio básico por el cual todos los seres humanos deberíamos guiarnos. Lamentablemente, el mundo no está girando de acuerdo a este pensamiento. Somos egoístas, pensamos en nuestro beneficio propio antes que en el bien común. Embestimos a gente sin ponerle corazón a las situaciones, basándonos meramente la razón; o viceversa, dejamos que el sentimiento y la emoción nos ganen, pudiendo lastimar a alguien o a nosotros mismos. 
Mi mamá siempre me ha dicho: “Vos escribís “El Viernes de Nicole”. Vos tenes que vivir y transmitir lo que escribís. No podes ser otra persona ajena a lo que escribís”. Como todas las veces que recibimos consejos de tal porte, la quede viendo y le di vuelta a los ojos y pensé: “claro que practico lo que escribo, obviamente.” De igual manera, como suele suceder después de recibir una observación de nuestra madre, comencé a ver varias actitudes en mi contrarias a lo que semanalmente escribía, sin admitir jamás que mi mamá tenía razón. 
Sin embargo, al ver mis errores y tratar de corregirlos, me di cuenta que el mundo que me rodeaba era enteramente así. Trabajaba arduamente durante mis vacaciones en las mejoras de la escuelita que asisto. La avaricia de las personas que laboran en la misma no conocía límites. Las personas que trabajan formando y, supuestamente, dando amor a los niños, dejando una entrega desinteresada, no hacen más que buscar su beneficio propio. ¿Donde está el corazón y la razón en este acto? Quitarle a los que menos tienen para beneficio propio, me parece el acto atroz. 
Aunque esta es una acción tal vez un poco apartada de nuestro diario vivir, les quiero dar otro ejemplo reciente en el que existe el distanciamiento, tanto de la razón como la emoción. 

La semana pasada me escribió una persona con la que no tengo ningún tipo de relación. Me escribió solicitándome información sobre mi lugar de trabajo, sin tan siquiera darme un saludo o preguntarme educadamente. Cuando vi el mensaje sentí una indignación terrible y me deje llevar por mis emociones y no por mi razón. Lejos de contestar como lo haría la escritora de El Viernes de Nicole, fui tan seca y, debería agregar, bastante grosera. No determine a esta persona porque me parecía que había sido tan inoportuno al hablarme de cierta manera. Hice a un lado mi lógica “sentisapiente” y me dejé gobernar por mis emociones, y no mi cabeza. 
Nuestras acciones muchas veces se ven separadas de nuestros sentimientos. Decidimos a veces tomar el camino más fácil para nosotros, cualquiera que sea, dañando e hiriendo a todo al que nos rodea. Nos dejamos llevar por nuestros sentimientos y emociones, terminando las mismas en ridículas rabietas, causándonos un daño a nosotros mismos. 
A todo nos parece normal, el sufrimiento humano, la pobreza, el hambre, las injusticias sociales. Todo es normal cuando estamos totalmente divorciados de nuestros sentimientos y nuestra razón. Las cosas hechas con la cabeza y el corazón, en conjunto, funcionarán mucho mejor y tendrán un fruto más esplendoroso. Creo que todos buscamos que nuestra cabeza y nuestro corazón se encuentren en sintonía. La vida, el mundo que nos rodea y la vida misma como actualmente la conocemos, sería otra. 
La palabra creada por Eduardo Galeano, puede verse como algo literario, algo meramente utópico, que más que oírse bonito no tendrá efecto alguno; pero, esto no es cierto. Los humanos sentipensantes si existimos y luchamos a diario para ser mejores, para vivir y practicar lo que sentimos y hacemos. 

Estoy segura que si nos lo proponemos, podremos hacer de nuestro mundo el lugar pacífico y hermoso que hace algún tiempo conocíamos. 


¡Feliz Viernes! 😊

2 comentarios en “SENTIPENSANTE

  1. secretsofmymindblog dijo:

    Es muy difícil controlar a la par la mente y el corazón. Por naturaleza somos animales impulsivos, pero creo que con mucha práctica se podía llegar a dominar a ambos por igual ya que hay muchas acciones que cometemos sin darnos cuenta de que están ligados ambos protagonistas.

    Me ha gustado tu reflexión 🙂 Me quedo por aquí para leerte más a menudo.

    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • elviernesdenicole dijo:

      Creo que todo ser humano debe de implementar la practica de estas dos virtudes para que podamos vivir en armonía y ver grandes frutos.
      Muchísimas gracias por leerme y más comentar. Me gusta tu blog..
      de la misma manera te espero todos los viernes

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s