Fue amor a primera vista o mejor dicho, a primera leída. Mi papa me regalo mi primer ejemplar del Amor en los Tiempos de Cólera. Me enamore profundamente de la descripción de los paisajes, de las palabras rebosantes por características encontradas en todo nuestra America Latina. No creía poder encontrar ningún otro libro que me hiciera soñar de esa manera. Algún tiempo después mi papa me obsequio Cien Años de Soledad. Confieso que no me llamo la atención su descripción  y aunque sus comentarios eran muy buenos, no creía posible que algo pudiese desbancar el lugar que ocupaba en mi corazón el amor de Fermina Daza y Florentino Ariza.

Hoy hace 50 años, un 30 de mayo de 1967, se publico por primera vez Cien Años de Soledad. Estando en Mexico, encerrado en una habitación durante 18 meses y sin ganar un peso, Gabriel Garcia Marquez envía a Buenos Aires, una parte de su novela, ya que no podía enviarla toda por falta de dinero. Esperando respuesta de la Editorial Argentina se enterO que había enviado la ultima parte de la novela y no por su orden. Cuando el editor por fin se puso en contacto, le comunico la noticia que cambiaría su vida y la del mundo entro:  se tiraría la obra en 8 mil ejemplares, algo nunca antes visto en esa época.

Al enterarme de esto, siendo yo una niña aun, decidí darle otra oportunidad al celebre libro. Cuando comencé a leerlo, logre distinguir los elementos por los cuales me había enamorado profundamente de El Amor en Tiempos del Cólera. Esa descripción tan viva y colorida; ese sentimiento de pertenencia e inclusividad  que corre en las venas de toda America Latina, mi corazón no dejaba de palpitar.  Cada relato, tacada pagina me hacia vivir emociones diferentes.

Desde el principio del libro la imaginación comienza a correr. Podia ver a los gitanos claramente con sus coloridas ropas, los veía rondando el mundo. Me imaginaba  impresión de las personas que se acercaban a conocer por vez primera, el hielo.

La novela no solo es una genial obra con dramas familiares, dificultades amorosas, pero una radiográfica descripción de Latino America. Cincuenta años después sigue muy a la vanguardia con nuestro realidad social.

Gabriel Garcia Marquez utilizo por primera vez la realidad y la configuro en algo mágico. Adapto lo monótono y cotidiano a algo sin igual y nunca antes visto. Convirtió lo imposible en posible.

En el Colegio, releí Cien Años de Soledad.  Descubrí cosas nuevas, cosas que jamas había visto entre sus lineas. Soñaba con que algún día me encontraría a Gabo rodeado de miles de mariposas amarillas al igual que las que rodeaban a Mauricio Babilonia. Que el día menos pensado, encontraría la ciudad repleta de pétalos amarillos después de una fuerte lluvia de los mismos.

Resulta difícil imaginar que tan solo cincuenta años han transcurrido desde esos ocho mil ejemplares reproducidos en la Alsina de Buenos Aires, comenzaron a rondar por las calles.  Que en ese momento la historia de la literatura castellana cambio para siempre.

Felices 50 años de logro, Gabo. Hasta el cielo un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s