El día de las Madres 

El día de las madres se celebra alrededor del mundo entero. Cada país tiene sus fechas, historias, tradiciones y costumbres. En Honduras se reconoce como “Día de la Madre” el segundo domingo de mayo de cada año. Todos los años nos preparamos para esta fecha especial que data de tiempos arcaicos para celebrar a nuestra progenitora. 
La mercadotecnia, sin duda alguna, acapara este día. Desde un mes antes comenzamos a ver por doquier todo lo que hará sentir especial a mamá en su día. Como muchos sabrán, las opciones van desde un pequeño percibe hasta una lavadora y secadora última generación, pagada a cuotas durante 65 meses sin interés. Todo para hacerle más fácil y grata la labor a mamá de llenar de “amor” nuestro hogar.
Cuando el día de la madre se creó en Estados Unidos, mediante decreto firmado por el Presidente Woodrow Wilson, se hizo especial hincapié en el papel de la mujer en la familia. Sin embargo, tal decreto no llegaba ni por cerca a reconocer el verdadero papel que las madres desempañaban y siguen desempeñando hasta esta fecha en el hogar y en la vida de cada uno de los que tenemos la bendición de tener una.
Desde que abrimos los ojos a la vida contamos con una dulce figura que nos guarda y nos protege de todos los peligros y dolores que el mundo y la vida pueden tener preparados para nosotros. He podido observar que en nuestra vida como hijos, la figura de “madre” cambia en los diferentes estados de nuestra vida. Primero la vemos como nuestra protectora, eterna auxiliadora, las cual nos consiente y nos mima. Al pasar de los años al entrar a la pubertad la vemos como la enemiga número uno: aquella que nos hace la vida imposible, que nos regaña, que no le parecen nuestros amigos, nuestras actitudes y que no nos da permiso de nada. Todo lo que nos digan nos parece ridículo, anticuado y armamos guerras silenciosas ignorando todo lo que nos dicen.

 

Cuando vamos viendo realizadas todas las palabras lanzadas por nuestras madres y que estas resultan ciertas, caemos en cuenta de que ellas tenían razón. Las comenzamos a ver cómo consejeras sabias y comenzamos a prestar atención a todo aquello que llevan años repitiéndonos. Hasta que, al final, nuestra madre regresa al estado de gracia original, volviéndose nuestra mejor amiga.

 

Ésta metamorfosis antes descrita solo es visible ante los ojos de los hijos. Para nuestras madres, permanecemos iguales para toda la vida, siempre aquel pequeño obsequio que recibieron hace tanto y que han cuidado y protegido pese a todas las vicisitudes de la vida. 
Nuestras madres disfrutan, ríen, y gozan de nuestros triunfos y alegrías. A la vez padecen, sufren y lloran cada uno de nuestros dolores. Nuestras madres son esa fuerza que nos impulsa a ser mejores; el vínculo entre una madre y un hijo es indestructible sin importar el paso y todo lo que este traiga. 
Darle el simple papel de mujer de hogar me parece ridículo. Nuestras madres son todo. Son guerreras, maestras, las más diestras generales, cocineras, enfermeras, estilistas, jueces, policías, psicólogas, economistas. Nuestras madres lo son todo, ocupan el papel principal en la vida de cada ser humano, y no es justo pasarlas a segundo plano. Claro está que debemos reconocer su amor, lucha y entrega diariamente, pero tomar este domingo para mostrarle que sin ella no somos nada, es indispensable. Reconocer la labor que hacen todas las madres badajeando todo lo que la vida les pueda lanzar y siempre salir adelante debe ser una prioridad. 
No podemos negar que sin nuestras madres nuestra vida y nuestro camino sería otro. Que la vida no tendría el mismo sabor. Que somos bendecidos de tener una madre sin importar cuánto peleemos con ella. Que lo más grande que Dios nos dio y es por eso que la mejor manera de expresar qué es una madre se encuentra en el Himno a la Madre “en el nombre de madre se encierra la más alta expresión del amor, porque no puede haber en la tierra una imagen más clara de Dios”. 
¡Feliz día de las Madres y Feliz Viernes! 😊

Un comentario en “El día de las Madres 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s